Coordinación: André Magord (MIMMOC) y Vincent Michel (HERMA)

El estudio de las culturas y los factores de integración es una orientación de la Estrategia Nacional de Investigación (Stratégie nationale de recherche) (Orientación 30). Mientras que nuestro continente está pasando por flujos de migrantes y refugiados y que los problemas de identidad se están reactivando, es importante analizar los fenómenos de movilidad sobre un largo período de tiempo, comparando las diferentes culturas de acogida y teniendo en cuenta las motivaciones (conflictos, empleo, libertad de opinión…) que causan algunas de estas movilidades. Además, este eje considerará la cuestión de la movilidad abordando cuestiones legales y de política: derecho a la residencia, solicitudes de asilo, contratos de integración, políticas de acceso a la ciudadanía; estas preguntas implican una perspectiva legal, pero también una perspectiva antropológica y filosófica para comparar cómo las diferentes culturas ven los derechos de las minorías y la distinción entre asimilación e integración. Los estudios de campo multidisciplinarios e intersectoriales son concebibles para arrojar luz sobre la relación entre referentes culturales específicos y procesos sociales que, en la mayoría de los casos, eluden los discursos de los medios y las autoridades públicas. Postulamos que una mirada más precisa sobre el rol social de las migraciones, en una perspectiva intercultural, nutrirá una reflexión más amplia sobre la legitimación de la diferencia cultural en un contexto nacional y en relación con un mundo global interconectado.

El enfoque diacrónico será requerido para analizar el funcionamiento de las sociedades multiculturales antiguas que se construyeron con movimientos migratorios importantes y en la coexistencia de diferentes religiones, idiomas y culturas a fin de otorgar nuevos conocimientos sobre la variación cultural, particularmente en el contexto de diáspora. Es en este contexto que se planteará la cuestión del patrimonio cultural en peligro, su preservación, su difusión y el interés de su conservación para su análisis. De hecho, las crisis y los conflictos generan movimientos significativos de personas, y también plantean la cuestión de salvaguardar el patrimonio cultural que puede ser desplazado o incluso destruido. Mientras que el tribunal internacional en La Haya pronunció una condena por la destrucción del Patrimonio Mundial de la Humanidad (mausoleos de Tombuctú, Malí, 2016), nos preguntaremos qué es posible hacer, con las herramientas más modernas (humanidades digitales) para preservar el patrimonio cultural (especialmente escrito), ponerlo a disposición de la ciencia y explotarlo.

Esta propuesta estará vinculada al Programa de Insectos CPER sobre el « Análisis Prospectivo de Dinámicas Territoriales » del Eje (Tema « Territorios urbanos y construcción de la alteridad de la juventud de las minorías » y el Eje « Innovación, industria cultural y desarrollo del patrimonio »  »

Programas previstos:

Diversidad cultural y alteridades constructivas, circulación de ideas e ideologías, culturas en movimiento (interculturalidades, francofonía…), rural / urbano,

Menores en movilidad y derechos humanos, movilidad femenina,

Conservación, valorización y explotación de herencias culturales

Patrimonio (material / inmaterial), el papel de la Unesco

[Traduction : Melody Araujo Martins]


  • La vie étudiante continue sur les réseaux sociaux !